5 alimentos que debes evitar comprar en el supermercado
junio 20, 2017
Hilde Sportel (33 articles)
Share

5 alimentos que debes evitar comprar en el supermercado

No son productos prohibidos, pero sí son productos que no te sientan bien y que son perjudiciales para tu salud, a largo plazo. Como verás, en mi lista he incluído el aceite de palma, el azúcar, los colorantes y sabores artificiales  que en realidad no son alimentos, sin embargo, las industrias alimentarias lo añaden como ingredinetes de estos alimentos.

¿De que productos hablo?:

1.-Tomate en lata:

Con lo bien que sabe un tomate frito casero y seguimos comprando los ‘tetrabrick’ en los supermercados. Ese tomate frito de lata o tetrabrick no tiene nada que ver con uno casero, ya que tienen casi el doble de calorías y de grasa y la triple cantidad de azúcar que su hermano casero y mucha más sal añadido (165 mg de sodio, frente a ¡¡ 1200 mg del de lata!!).Una buena opción para prepararla en casa es utilizar tomates maduros, un poco de estevia, aceite de oliva, y optar por sal sin sodio en caso de tener hipertensión.

2.-Carne picada envasada o Salchichas:

No es solo carne, sino que contiene una gran serie de aditivos…. ojo….no tienen por qué ser todos malos pero yo los evito a toda costa si puedo. Obviamente es muchísimo mejor pedir al carnicero que él mismo te pique la carne. De esta forma no tenemos duda sobre que aditivos estamos tomando. Si lees la etiqueta  verás la cantidad de aditivos que tiene la carne envasada. La carne picada envasada es un alimento sumamente perecedero, así que hay que cocinarlo 48 horas como máximo, después de haberlo comprado. Además, evita comprar las salchichas puesto que este producto contiene nitritos y benzopireno, que son sustancias nocivas para nuestro organismo.

3.-Palomitas de maíz para microondas o patatas light de bolsa:

Aparte de ser producidas con maíz genéticamente modificado, también contienen un producto químico conocido como diacetilo, el cual se utiliza para acentuar el sabor, y que puede causar trastornos respiratorios graves. Si lo hacemos en casa es más habitual que usemos aceite de oliva, mientras que las industriales suelen utilizar el de girasol y de palma (para ahorrar costos)  gran cantidad de sal (lo cual es un gran riesgo para la salud de personas que padecen de presión arterial alta), aromas artificiales, potenciadores de sabor, colorantes, emulgentes y antioxidantes. Además tiene unas 393 calorías por cada 100 gramos, (lo equivalente a cuatro cañas de cerveza]. La alternativa natural a las palomitas de maíz para microondas, por supuesto, son las palomitas de maíz hechas en casa, son mucho más saludables y nos evitan todas las toxinas y aceites hidrogenados que, aunque no nos lo indiquen en el envase, están ahí.

Además, si piensas que por comprar patatas light estás ayudando a tu dieta, te equivocas, la disminución de calorías es superficial y la ingesta de las mismas es desorbitada. Un paquete de patatas fritas de pequeño tamaño (45 gramos) tiene alrededor de 228 kcal y las patatas light, por ley deben tener un 30 % menos de calorías, aunque si haces la cuenta, ¿se puede llamar light a esa disminución?

4.- Patatas fritas para freir:

Las patatas fritas congeladas que compramos en el supermercado, suelen ser más delgadas que las que hacemos en casa, por lo tanto absorben mucho más aceite en la freidora, y eso incrementa la cantidad de grasa y calorías (unas 500 calorías por cada 100 gramos). Si encima compramos patatas “hechas con aceite vegetal”, estamos comprando patatas que suelen tener aceite de palma, que ya he explicado en otro blog lo perjudical que es para la salud.

5.- Mahonesa o barritas de cereales: el engaño de los productos light:

La gran mayoría de los productos de light contienen endulzantes artificiales como por ejemplo el aspartame, el cual no es recomendable consumirlo de manera excesiva.Cuando la grasa del producto se reduce, también se pierde parte del sabor y para compensar suelen tener en su composición mayores cantidades de sal, azúcar y almidón. Es por eso que una menor cantidad de grasa no implica que el producto sea más saludable. Como por ejemplo: la mahonesa, se añaden potenciadores del sabor. Aunque capítulo aparte merecen las barritas de cereales, repletas de azúcar y grasas saturadas y se suelen hacer con aceite de palma.

Por eso, hay que empezar a entender qué dicen las etiquetas, así sabremos qué comemos y revisa cada etiqueta de forma individual y si hay un ingrediente que no reconoces, es probable que no sea comida.

 

Comparte esto:
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
Hilde Sportel

Hilde Sportel

Mi nombre es Hilde Sportel, soy holandesa y llevo viviendo en España desde el año 1988. Realizo la profesión de Naturopata y Esteticista integral. Después de haber realizado la formación de Naturopatia y Biorresonancia en Sevilla y Amsterdam, decidí ampliar mi carrera con Naturopatia estética.

Comments

No Comments Yet! You can be first to comment this post!

Write comment

Your data will be safe! Your e-mail address will not be published. Also other data will not be shared with third person. Required fields marked as *