Gran Hotel Miramar: Elegancia y buena gastronomía
junio 27, 2017
Paloma Almansa Méndez (75 articles)
Share

Gran Hotel Miramar: Elegancia y buena gastronomía

Málaga se merecía un hotel así, distinguido y selecto… Un gran hotel.

Tenía muchas ganas de verlo por dentro, ya que este edificio  ha sido siempre un edificio simbólico y muy preciado por todos los malagueños.

Me acuerdo de su transformación en Palacio de Justicia, pero la verdad no esperaba encontrarme esta maravilla llena de elegancia y majestuosidad, en pleno Paseo Marítimo.

Mi prima Patricia se casaba y ha sido ella y su marido Jesús quienes nos han hecho a gran parte de la familia reconocer y disfrutar este nuevo hotel, que será ya para nosotros el gran hotel donde ellos dos se casaron y pasamos una velada increíble e inolvidable.

El hotel es impresionante por fuera, pero cuando entras al Hall es todavía más maravilloso, además si a esta elegancia la acompañas con un personal atento y disponible, aprecias los detalles mucho mejor.

Pero bueno, vayamos al grano…La ceremonia tuvo lugar al lado de la piscina, a las 8 de la tarde. Momento para el recuerdo fue ver a Patricia bajar las escaleras  y  como su padre la esperaba para cogerla  del brazo y llevarla  hasta donde estaba el novio y su pequeña Alba.

Después de la ceremonia, el coctel tuvo lugar en la terraza de arriba, con unos canapés variados y riquísimos, los tiempos tanto de la ceremonia como del coctel estuvieron muy bien marcados. Así que sobre las 10:15 de la noche fuimos al salón donde se ofrecía la cena.

El salón estaba presidido por una lámpara grandiosa, con una luz tenue y precisa y unas mesas amplias y cómodas, de fondo nos acompañaba un piano. De primera tomamos una terrina de foi mi-cuit de Pedro Ximenez, puré de manzana y pan de especias, que gustó por su suavidad y brillante combinación de sabores. Para cambiar de gusto, tomamos un sorbete de Moet lima-limón.

De segundo, una maravillosa dorada a la plancha sobre cremosos de apionabo, ragout de setas y trigueros y langostinos salteados, que estaba muy fresco y bien hecho. Sorprendió que para todos los que éramos los platos llegaban en su punto como lo estaba también la dorada. De postre, un excelente Gianduja Real, un postre de chocolate con una crosta de chocolate que estaba buenísimo, porque no era excesivamente dulce, ni demasiado frío. Especial mención tienen también los vinos, como el blanco Rueda Bellori y el tinto Reserva Azpilicueta o el Cava Juve Camps etiqueta púrpura. Después, baile y barra libre con una recena cuidada de hamburguesitas y mini sándwich deliciosos y bien presentados.

 

En definitiva, ¡un gran boda, en un gran hotel, para una gran pareja!

Terrina de Foie

Dorada a la plancha

Postre de choco, Gianduja

Guardar

Comparte esto:
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
Calidad
5 out of 5
Comida
5 out of 5
Servicio
5 out of 5

5

Excellent
5 out of 5
Paloma Almansa Méndez

Paloma Almansa Méndez

Soy Periodista y me encanta la gastronomía. Probar nuevos sabores y descubrir nuevos sitios es una delicia. Llevo trabajando en el mundo de la comunicación más de 15 años y este nuevo proyecto me mantiene muy ilusionada. Espero que supere a su creadora y traspase fronteras. ¡Gracias por leernos!

Comments

No Comments Yet! You can be first to comment this post!

Write comment

Your data will be safe! Your e-mail address will not be published. Also other data will not be shared with third person. Required fields marked as *