La Cucina di San Pietro a Pettine
enero 2, 2020
Paloma Almansa Méndez (80 articles)
Share

La Cucina di San Pietro a Pettine

Adoro esos restaurantes que transmiten pasión en cada uno de sus platos. La cocina es creatividad e imaginación, pero creo que también requiere de mucha paciencia.

Cuando yo cocino no siempre me salen bien los platos porque o  me adelanto  a los tiempos marcados o en  mitad de la receta  veo que tengo otros ingredientes y decido (en un acto anárquico) añadir este nuevo elemento y claro… no siempre acierto.

Hace tiempo que no cocino recetas nuevas, hace tiempo que no escribo para Gastronews … la verdad es que estoy más concentrada ahora en mi trabajo en Hospiten , pero no quería dejar pasar la ocasión de escribir mi “crónica” gastronómica del nuevo restaurante que hemos descubierto en  Trevi, Umbria “la Cucina de San Pietro a Pettine”.

Desde hace más de 15 años paso parte de las Navidades en Italia, adoro este país y adoro su gastronomía. Descubrir todo lo que cada región te ofrece es realmente conocer cada uno de los pequeños pueblos y tradiciones que hacen de Italia uno de los mejores destinos gastronómicos que conozco.

Este año ha sido en Umbria donde he disfrutado de un restaurante en mitad del campo con vistas a una pequeña iglesia del 1200 y con un menú dedicado a la trufa blanca y negra.

El restaurante es una mezcla entre una cálida modernidad y una decoración basada en mesas de madera con más de 100 años y ramos de rosas en pleno esplendor.

Aunque bueno, vayamos al grano… decidimos probar el menú que comenzaba con unas entradas de pan brioche casero con una mantequilla de trufa, muy bueno.

Seguimos con un huevo crujiente con puré de patatas y parmesano 24 meses con trufa blanca. Después, llegó mi plato favorito: Spaghetti con espuma de leche, con el caldito de las anchoas, todo apoyado como en una camita  de pan rallado y almendras a la trufa.

Continuamos con unos ravioli de Faraona (una especie de gallina italiana) con naranja, cacao, crema de calabaza y trufa negra de Norcia, que estaba realmente bueno.

Antes del postre, nos pusieron  un solomillo de cerdo de Norcia  con puré de castañas y trufa negra.

El postre era  sencillo, pero espectacular: un bizcocho de aceite con naranja amarga y trocitos de chocolate y encima una bola de helado de aceite, raro…¡pero buenísimo!

El dueño, un hombre lleno de sueños y de buenas ideas nos atendió con mucha profesionalidad, yo entendí que iba a comer muy bien cuando antes de que nos diera el menú comentó: “En cada uno de estos platos hay pasión sino me gustara lo que sirvo o lo que hago…no podría estar aquí”.

¡Y qué razón llevaba!

Dejo una selección de mis fotos:

Comparte esto:
  •  
  •  
  •  
  •  
Paloma Almansa Méndez

Paloma Almansa Méndez

Soy Periodista y me encanta la gastronomía. Probar nuevos sabores y descubrir nuevos sitios es una delicia. Llevo trabajando en el mundo de la comunicación más de 15 años y este nuevo proyecto me mantiene muy ilusionada. Espero que supere a su creadora y traspase fronteras. ¡Gracias por leernos!

Comments

No Comments Yet! You can be first to comment this post!

Write comment

Your data will be safe! Your e-mail address will not be published. Also other data will not be shared with third person. Required fields marked as *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.