La Melonera, D.O Sierras de Málaga
mayo 28, 2016
Paloma Almansa Méndez (75 articles)
Share

La Melonera, D.O Sierras de Málaga

El jueves 26 de mayo hubo una cata maridaje de vinos D.O Sierras de Málaga, Bodegas La Melonera en Mercado del Herrero.

En esta ocasión, nos dejamos sorprender por vinos de la tierra de Málaga, concretamente de Ronda. Gracias a Lara Selección, pudimos conocer más en profundidad algunos maravillosos caldos de la mano de Ana de Castro Rufián, enóloga en Bodegas La Melonera.

Para mí, la tener conocimientos de enología es como tener un don, es decir, hay personas que saben cantar o que tienen una habilidad especial con las manos para las manualidades y saber catar o degustar un vino para mí es una habilidad de gran valor.

La cita era en Mercado del Herrero y éramos  15 personas interesadas en conocer más sobre esta bodega que tiene nombre de uva y que desde 2006  es propietaria de una  finca en Ronda ( de unas 200 hectáreas) Inspirados en un facsímil botánico de Sión Rojas Clemente, del 1807 el equipo técnico de la Melonera decidió rescatar especies autóctonas que  se habían perdido por la filoxera del sigo XIX.

 

 

 

 

Comenzamos con un blanco La encina del Inglés, elaborado con Moscatel Morisco, Doradilla y Pedro Ximénez, es un blanco muy afrutado con un toque salino y fresco. De color amarillo pálido muy brillante, con intensos aromas de frutos con hueso (melocotón y albaricoque) y discretas notas cítricas y tropicales. En boca es muy fresco y envolvente. En definitiva, un vino redondo, equilibrado y amable que acompañamos con unos fideos negros con puntillitas, y mahonesa Yuzu.

 

 

Continuamos con un Encina del Inglés tinto, que es la mezcla de la recuperación de variedades autóctonas como tempranillo, garnacha y Syrah, que maridados con un torrezno de pato, confit crujiente puerro y papel de arroz, fue una verdadera delicia. Envejecido durante 6 meses en tinas de 60 Hl de roble francés es un homenaje a los viajeros ingleses del Romanticismo (como su versión en blanco)

 

 

 

De tercer vino, catamos un Payoya negro (todos los anteriormente nombrado, son por supuesto D.O Sierras de Málaga) Que pertenece al proyecto de  recuperación de variedades autóctonas casi extinguidas y ese carácter silvestre, la sensación de algo auténtico, virgen, se percibe en este vino claramente. Es un caldo para ser disfrutado sin prisas, para descubrir aromas y sabores desconocidos. Se hacen 500 botellas, según puntualizó de Castro, tiene una crianza de 12 meses y su cultivo es ecológico. Se compone de Tintilla de Rota, Syrah y Cavernet… excepcional. Como aseguró Ana de Castro “Payoya Negra es un vino con una tremenda personalidad o para ser más exactos, con varias”. Sorprende su complejidad y tiene alma para ser un gran vino.

 

 

Y acabamos con un cava de la Bodega Perelada, ya que uno de los propietarios es también dueño del Castillo de Perelada y fue sin lugar a dudas, un gran cierre. Elaborado a partir de vinos procedentes de las tres variedades típicas del cava, seleccionados entre los mejores de la añada 2010 y  a partir de uvas seleccionadas de viñedos amparados por la D.O.

Esperamos volver a repetir experiencia, merece la pena conocer estos vinos

 

Comparte esto:
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
Paloma Almansa Méndez

Paloma Almansa Méndez

Soy Periodista y me encanta la gastronomía. Probar nuevos sabores y descubrir nuevos sitios es una delicia. Llevo trabajando en el mundo de la comunicación más de 15 años y este nuevo proyecto me mantiene muy ilusionada. Espero que supere a su creadora y traspase fronteras. ¡Gracias por leernos!

Comments

No Comments Yet! You can be first to comment this post!

Write comment

Your data will be safe! Your e-mail address will not be published. Also other data will not be shared with third person. Required fields marked as *