‘MOUNTAIN WINE’
abril 2, 2017
AJ Linn (45 articles)
Share

‘MOUNTAIN WINE’

No es exagerado afirmar que el valor de algunas marcas comerciales ha sido inflado, empezando con Tupperware y pasando por Kleenex, Velcro, Formica y PowerPoint. Casos como el de Lego muestra que hay todo tipo de argucias en la lucha sin tregua por conseguir las marcas más apreciables.

La historia de la marca Mountain Wine (‘vino de los montes’) de Málaga es poca cosa en comparación. Para empezar no tiene dueño, lo que no significa que no sea un  nombre atractivo y con potencial valor comercial. La mayoría de los historiadores españoles del siglo XVIII pasaban de los vinos de nuestra región, ignorando que estuvo entre los dos orígenes más importantes de España en facturación. No menos de 14 empresas extranjeras se instalaron en Málaga para dedicadarse a su exportación, principalmente a Inglaterra y América. Fueron viajeros británicos como Swinbourne y el reverendo Townsend, quienes dieron fé de su importancia, hasta que la filoxera acabó con el negocio durante dos siglos.

Sin ningun conocimiento del idioma, estos cronistas optaron por referirse al vino más corriente de Málaga como Mountain Wine, sin  más. Ahora se deduce que era probablemente un vino blanco seco o abocado de uva Perdro Ximénez. Esta teoría esta avalada por José Carlos Ruiz en su libro Estampas del Vino de Málaga y de la Axarquia (1935), y por Hugh Johnson y José Peñín en sus respectivos historias del vino español. Incluso por un experto como José Manuel Moreno, secretario del CRDO de Málaga, para quien la moscatel que algunos han propuesto como variedad para el Mountain Wine era casi exclusivamente destinada a la pasa.

Cuando Victoria Ordoñez decidió sacar la copia más fiel posible del Mountain Wine de hace dos siglos, no tenía datos sobre su forma de elaboración, e inevitablemente no pudo hacer otra cosa que no fue rezar a Baco. El resultado ha sido positivo, como demuestra su nuevo vino Voladeros. Los otros vinos de su bodega, sacados paralelmente, son el atractivo La Ola del Melillero, también PX pero con algo de Moscatel, y Monticara, el único monovarietal de moscatel malagueño fermentado en barrica. La producción conjunta de Monticara y Voladeros no llega a 3.000 botellas.

Sin embargo continúa la incertidumbre sobre qué es un Mountain Wine, y seguirá así salvo que el CRDO Málaga regule la tipología de ello, cosa difícil debido a que la apelación existe en otros lugares del mundo de Galicia a Sudáfrica. En los últimos 30 años ha habido varios intentos de resucitar el Mountain  Wine malagueño, empezando por José Ávila, alma de Bodegas Almijara, que ya había hecho sus pinitos cuando trabajó con Telmo Rodríguez , en su Mountain (a secas) vino blanco seco de Moscatel.

Otro intento es el del bodeguero José Molina, cuyo Mountain, un vino naturalmente dulce de PX de los Montes de Málaga, se acerca bastante a las descripciones historicas. Como puede comprobar, ha habido muchos intentos de resucitar el Mountain Wine, y es previsible que veamos algunos más en los próximos años.

Comparte esto:
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
AJ Linn

AJ Linn

AJ Linn se estableció en España hace más de 40 años tras una abreviada carrera en Inglaterra vinculada entre otras cosas con la importación de vinos. Ha vivido en El Puerto de Santa María y Cádiz, ahora Marbella, y durante las ultimas décadas se ha dedicado a varios negocios, hasta que actualmente se limita a escribir sobre vino, gastronomía, flamenco y el estilo de vida español. Aparte de su columna semanal en el Diario Sur, sus artículos se publican con regularidad en medios de habla inglesa, tanto en España como en el extranjero.

Comments

No Comments Yet! You can be first to comment this post!

Write comment

Your data will be safe! Your e-mail address will not be published. Also other data will not be shared with third person. Required fields marked as *