abril 25, 2018
Paloma Almansa Méndez (75 articles)
Share

Nonna Betta: cocina romana kosher

Roma siempre sorprende, da igual qué época del año vayas. De noche, todavía me gusta más. Aunque lo que me hace amar cada rincón de esta ciudad es salir con amigos romanos que te enseñan lugares donde la comida casera y autóctona es la protagonista y no se ve a un turista (aunque yo lo sea) a 100 metros a la redonda.

Esta vez Luciano e Ida nos han llevado a Nonna Betta en el Ghetto de Roma. Os podéis imaginar las medidas de seguridad que había , pero mereció la pena.

Nonna Betta es un auténtico restaurante judío  (kosher) romano en pleno centro de Roma,  en una antigua casa hebrea. El restaurante  es pequeño y acogedor, con un gran salón con la cocina al fondo y mesas pequeñas… nada más ni nada menos.

Alcachofas

Comenzamos con unas entradas sorprendentes. Alcachofas de todas las formas inimaginables. Yo adoro esta verdura y la verdad es que en Roma saben hacerlas y las cultivan casi todo el año. Bueno, a lo que iba, Ida me aconsejó de forma muy especial que debía probar las alcachofas fritas, (no son exactamente fritas, primero las hierven y después  le dan un toque de un par de segundo en aceite) en definitiva, una maravilla. Seguí su consejo y acerté de pleno. Parecían rosas abiertas, la textura suave y el sabor delicioso, no lo voy a olvidar. Una verdadera delicia, ya que la materia prima, la alcachofa era fresca y la forma de hacerla todo una invención. Seguimos con más entradas de alcachofas, carpaccio, en concreto. Esta vez, con un toque de vinagre de Módena, unas puntas de Parmesano y un manojito de rúcala…espectacular.

Seguimos con mozzarella frita, muy buena y una especie de boquerones en vinagre, pero claro después de las alcachofas, para mí no había nada más en la mesa… hasta que llegó la pasta.

En Roma, la carbonara, (a la italiana con huevo, no con nata) es un “must” que debes pedir, pero yo tenía ganas de otra especialidad del lugar “Tagliatelle Cacio, Pepe e Radiquio”. No me defraudaron. ¡Qué espectáculo!

Cacio e pepe

La pasta era al huevo y claro le daba una suavidad que se sentía en el gusto del queso. Porque en realidad, este tipo de pasta no es más que queso Pecorino y pimienta, pero es sin lugar dudas uno de mis preferidos. El resto, pidió spaghettis con alcachofas, dignos de probar también. Y macarrones con tomate y casquería. Luciano me dijo “pruébalos, no está fuerte” claro no soy muy fan de la casquería, pero me llamó la atención el olor delicioso, así que los probé y eran algo especial. De sabor suave pero con una textura consistente, los macarrones eran también de primera.

El vino que pedimos era un blanco joven, frío y con sabor, de la casa. La atención de los camareros más que adecuada. Fueron rápidos y el precio en conjunto muy, pero que muy bien. En definitiva, recomendable bajo todos los puntos de vista.

 

Nonna Betta Vía del Portico d ´Ottavia 16, Roma

 

 

 

Comparte esto:
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
Paloma Almansa Méndez

Paloma Almansa Méndez

Soy Periodista y me encanta la gastronomía. Probar nuevos sabores y descubrir nuevos sitios es una delicia. Llevo trabajando en el mundo de la comunicación más de 15 años y este nuevo proyecto me mantiene muy ilusionada. Espero que supere a su creadora y traspase fronteras. ¡Gracias por leernos!

Comments

No Comments Yet! You can be first to comment this post!

Write comment

Your data will be safe! Your e-mail address will not be published. Also other data will not be shared with third person. Required fields marked as *